Qué es la telemetría, el sistema que usa TMB para saber dónde están sus autobuses

La innovación y la tecnología están presentes en el funcionamiento del transporte público de la ciudad de Barcelona. La empresa de transportes TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) utiliza en la gestión de su flota de autobuses un sistema de telemetría, que le permite conocer en tiempo real la ubicación y el estado de sus vehículos.

¿Qué es la Telemetría?

La telemetría es un sistema que permite medir y transmitir datos de diferentes sistemas de un vehículo en tiempo real hacia un centro de control. Estos datos pueden variar desde la velocidad y posición del vehículo hasta la temperatura, presión o niveles de emisión de partículas. En el caso de TMB, este sistema se ha convertido en una herramienta fundamental para mantener su flota de autobuses en óptimas condiciones.

Recopilación de datos

Para recopilar los datos de telemetría, TMB utiliza una serie de sensores ubicados en los diferentes sistemas de sus autobuses. Estos sensores miden una variedad de parámetros, como la velocidad, la temperatura y la presión. Toda esta información fluye a través de un bus CAN, permitiendo la comunicación entre todos los dispositivos dentro del vehículo. En este sentido, cada autobús puede tener varios buses CAN, lo que garantiza una recopilación exhaustiva de datos.

Los datos relevantes son recopilados por el sistema embarcado y enviados por 4G a un sistema centralizado, donde pueden ser visualizados en tiempo real y almacenados para su posterior análisis. Esta información brinda a TMB una visión profunda del rendimiento y funcionamiento de cada autobús.

Prevención de averías

La implementación de la telemetría en la flota de autobuses ofrece una serie de ventajas significativas. En primer lugar, permite la monitorización constante de los vehículos, lo que facilita la detección de áreas que requieren mejoras y ajustes para maximizar su rendimiento. También ayuda a identificar posibles problemas y prevenir anomalías antes de que se conviertan en averías costosas.

Además, el uso de la telemetría reduce los costos de mantenimiento al permitir un enfoque preventivo. Un ejemplo de esto es el mantenimiento de baterías en los autobuses eléctricos. Con la telemetría es posible detectar temperaturas anómalas en las baterías, anticiparse a posibles problemas y aplicar acciones correctivas de manera eficaz.

La implementación de la telemetría en la gestión de la flota de TMB abre la puerta al denominado «mantenimiento 4.0». Este enfoque evoluciona de un modelo de mantenimiento preventivo hacia uno predictivo. A medida que se acumulan datos y se analizan patrones de funcionamiento, TMB puede anticipar necesidades de mantenimiento y optimizar su operación de manera más eficiente.

 

Fuente:

El Periódico

Artículos Relacionados

Redes Sociales

212,157FansMe gusta
21,464SeguidoresSeguir
9,036SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido