La Plata: Convierten un micro de línea en un colectivo eléctrico para la Ciudad

La Plata: Convierten un micro de línea en un colectivo eléctrico para la Ciudad

Decidieron no comprarlo en China, como hicieron en un par de jurisdicciones nacionales. “Este es un mensaje fuerte que queremos dar: se puede construir acá”, dijo el investigador del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la facultad de Ingeniería de La Plata y de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia, Guillermo Garaventta, cerebro del motor a baterías de litio que impulsará al micro de la línea Oeste que va camino a convertirse en el primer colectivo platense propulsado por energía eléctrica y, sobre todo, hecho en la Ciudad.

En la misma línea, el presidente de la empresa de transporte Nueve de Julio, Walter Mastropietro, contó que los micros comprados a China cuestan entre 400 y 450 mil dólares, mientras que la conversión de una unidad que supo funcionar con combustible tradicional oscila entre los 50 y los 100 mil. “Pero al margen de la excesiva diferencia de montos, valoramos que se trata de un desarrollo propio. Esto, pensado a futuro, genera trabajo nacional”, subrayó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El día de hoy se firmó un Convenio Marco para darle inicio al Proyecto Bus Electrico, vinculandose así la @unlpoficial , la empresa @nuevedejulio.bus y el Centro Tecnológico Aeroespacial. El acuerdo fue firmado por el director del CTA y Viserector de la UNLP Marcos Actis , el decano de la Facultad de Ingeniería Horacio Frene y el presidente de la empresa Nueve de Julio, Walter Mastropietro. Se contó con la presencia del director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Jose Arteaga, el subsecretario de Transporte Bonaerense Alejo Supply, funcionarios y representantes del Gremio de Transporte. La presentación del proyecto fue llevada adelante por el director de CTA, la empresa Nueve de Julio SAT y el Coordinador Alterno del GEMA Alejandro Patanella, donde se anticiparon las etapas del desarrollo, la viabilidad tecnológica y el objetivo central de tener vehículos 100% eléctricos, seguros, menos contaminantes, y de desarrollo nacional. #ODS #SDG #sustentable #electricvehicle #lithium #battery #litio #cienciaargentina #desarrollolocal #soberanía #industriaargentina #bus

Una publicación compartida de CentroTecnológicoAeroespacial (@cta.unlp) el

“Se puede hacer, no debemos quedarnos a mitad de camino, porque hay recursos humanos excelentes y, por lo que veo, muchísimas ganas en la gente de la facultad y en los operarios de la empresa”.

En 31 y 76, en una de las terminales de la compañía, los trabajadores van siguiendo las instrucciones de los integrantes del CTA de Ingeniería. Primero, alivianar la estructura. Ya le quitaron el motor diesel. Garaventta y su equipo trabajan en el eléctrico, en base a baterías de litio.

“Participamos en la construcción de cohetes, de los satélites, en esta línea fuimos avanzando desde la moto eléctrica al auto, pasando por el triciclo y el micrito universitario. Tenemos el conocimiento y el conocimiento es soberanía. El litio se concentra en Argentina, Bolivia y Chile. ¿Qué falta? Que se invierta en ciencia en forma continua”, casi exclamó el científico, para indicar que “un año de desinversión implica 7 u 8 para volver a recomponerse. Pero no podemos estar así toda la vida. Ahora vamos por el micro. Es un prototipo, pero la Provincia debe ir pensando en regular y permitir que los vehículos eléctricos puedan circular, pues la norma aún no existe”.

Añadió: “Un dato clave en este proyecto es que estamos trabajando codo a codo con los mecánicos de la empresa para transferirles el conocimiento. Así, el día de mañana ellos pueden manejarse”.

El dos veces decano de Ingeniería y actual vicepresidente de la UNLP, Marcos Actis, realzó que “la idea partió de sumar la capacidad de la empresa y toda la experiencia que venimos acumulando desde la moto eléctrica para demostrar que se puede hacer acá. Si pagamos 400 mil dólares en un colectivo eléctrico importado no nos queda nada, en cambio así generamos un ahorro descomunal, mano de obra calificada, conocimiento”.

“Si una empresa quiere invertir y se asocia con el Estado, se podrían reconvertir las unidades que cada diez años deben ser renovadas. Queremos concientizar. Y, porqué no, promover nuestra propia fábrica de baterías de litio”, finalizó.

 

Fuente:

El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido