El autobús eléctrico articulado de MAN arrancará sus pruebas este año en Barcelona

El autobús eléctrico articulado de MAN arrancará sus pruebas este año en Barcelona

La flota de pruebas de MAN Truck & Bus está compuesta por 15 autobuses eléctricos, entre los que se encuentran dos unidades de autobús Lion’s City 18 E, articulado y de 18 metros, que se probará en Barcelona.

El MAN Lion’s City 18 E es un autobús eléctrico articulado de 18 metros de largo que podrá verse en Barcelona y Colonia este mismo año como parte de su fase de pruebas previas antes de ser entregado a los primeros clientes. Con una potencia 429 CV y una autonomía garantizada de 200 kilómetros reales, el autobús es capaz de transportar 12 pasajeros y de realizar el servicio diario de transporte de una gran ciudad de la misma forma que un vehículo diésel.

La filial del Grupo Volkswagen para la fabricación de vehículos comerciales, MAN Truck & Bus, también forma parte de su estrategia de electrificación global. En los últimos tres años, MAN ha invertido 400 millones de euros anuales en la transformación de sus plantas de vehículos comerciales de la Unión Europea, Rusia, Sudáfrica, India y Turquía. Además, otros 500 millones han ido destinados al desarrollo de sistemas de propulsión eléctricos.

Fruto de esta importante inversión, MAN Truck & Bus está ha ido presentando varios vehículos comerciales eléctricos como la furgoneta eTGE o el camión rígido de 26 toneladas TGM26 360 E. En su oferta también hay hueco para los autobuses eléctricos. La compañía ya ha iniciado la fase de pruebas con el envío este mismo año de una flota de 15 unidades de demostración a varios de sus clientes europeos. Cada uno de los operadores los incluirá en su servicio para realizar el mismo recorrido que el resto de vehículos en sus operaciones diarias. En este programa de prueba se incluyen dos unidades del nuevo MAN Lion’s City 18 E.

El sistema propulsor de este autobús articulado de 18 metros lo forman dos motores centrales eléctricos situados en el segundo y tercer eje. A diferencia de los motores eléctricos que se ubican cerca de bujes de las ruedas, su posición facilita la accesibilidad para el montaje y permite un diseño más sencillo de todo el sistema propulsor. Además, su facilidad de acceso reduce el coste total de propiedad para los operadores de transporte.

La sincronización electrónica de los dos ejes propulsores mejora el manejo y la maniobrabilidad del autobús articulado, incrementando su estabilidad y sus niveles de seguridad. MAN ha añadido un sistema de control “anti-jackknifing” y un sistema de control de ángulo de torsión. El par motor se distribuye automáticamente y de forma selectiva entre los dos ejes motrices en función de cada situación específica. En conjunto, entre los dos evitan el temido efecto tijera de los vehículos articulados y mejoran aún más su estabilidad.

Los dos motores eléctricos desarrollan una potencia nominal de 320 kW (429 CV) y pero tiene una potencia punta disponible de 480 kW (644 CV), para las situaciones de carga completa y pendiente ascendente. La energía que los alimenta proviene de las baterías modulares que el Grupo Volkswagen emplea en la plataforma MEB, las mismas que emplea en sus coches eléctricos, pero en este caso conectadas de forma que el conjunto es capaz de ofrecer hasta 640 kWh de capacidad. En total, son ocho paquetes de baterías situados en el techo del vehículo, pero alejadas de la parte trasera, para separarlas de la zona con mayor riesgo de colisiones. Además, al igual que ocurre con los motores, su fácil acceso reduce los costes de mantenimiento.

Incorporan un sistema de carga rápida en corriente continua mediante el estándar CCS que alcanza los 100 kW de potencia media (150 kW punta) y que permite que esté disponible de nuevo para el servicio su uso en tan solo cuatro horas. En ellas, MAN ha implementado un sistema inteligente de gestión de temperatura que ha sido optimizado para su uso en autobuses urbanos. Garantiza que las baterías estén siempre disponibles, independientemente de la época del año. Como resultado, el MAN Lion’s City 18 E ofrece una autonomía, garantizada durante toda vida útil de las baterías, de 200 km en un recorrido mixto y de hasta 270 km en condiciones favorables.

Al contar con dos ejes motrices el autobús también aumenta la energía máxima que puede recuperar en las desaceleraciones y frenadas de manera que es altamente eficiente independientemente de la forma de conducirlo y de la topografía, asegura Rudi Kuchta, jefe de la unidad de negocios Bus en MAN Truck & Bus

La configuración de su tren motriz eléctrico, que no precisa de un sistema de transmisión entre ejes, beneficia el espacio interior disponible y permite optimizar la parte trasera del vehículo, de manera que el autobús puede transportar hasta 120 pasajeros.

En diciembre de 2019, MAN Truck & Bus entregó los primeros dos autobuses eléctricos de 12 metros a los operadores de transporte de Hamburgo, y este año está prevista la entrega de otros 13 vehículos de demostración, entre los que se incluye los dos Lion’s City 18 E. Uno de ellos está destinado a Colonia y el otro a Barcelona, donde TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) lo incorporará en su flota durante los meses que dure el periodo de pruebas.

Los primeros autobuses producidos en serie MAN Lion’s City E de 12 metros se entregarán a los clientes en el cuarto trimestre de 2020. El Lion’s City 18 E entrará en producción en la primera mitad de 202 y llegará a los operadores seis meses después.

 

Fuente:

Híbridos y Eléctricos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido