Madrid compra 50 nuevos autobuses eléctricos por 35 millones de euros

Madrid compra 50 nuevos autobuses eléctricos por 35 millones de euros

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha aprobado la compra de 50 nuevos autobuses eléctricos, que se incorporarán este año a la flota de autobuses estándar divididos en dos lotes y supondrán una inversión de 35 millones de euros.

Esta licitación, que será abierta y se dividirá en dos lotes, será la mayor en la historia del organismo público en un único procedimiento, y es una «decidida apuesta por la movilidad eléctrica dentro del plan de electrificación de la flota de la EMT en el marco de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, anunciada el pasado mes de septiembre por el Ayuntamiento de Madrid, con José Luis Martínez-Almeida (PP) al frente.

En su comunicado, el Ayuntamiento explica que el plazo de entrega de los vehículos estándar eléctricos de 12 metros está previsto entre el 1 de septiembre y el 18 de diciembre de este mismo año, por lo que se agregarán a la flota unos meses más tarde de que se pongan en funcionamiento las ‘Líneas cero’, un servicio de autobuses gratuito que comenzará a operar desde finales de febrero y que cruzará Madrid Central.

En este sentido, el proyecto de Madrid 360 contempla la ampliación del número de autobuses libre de emisiones a 282 ejemplares para 2023 y a 400 unidades para 2027. Actualmente, de los 2.109 vehículos que tiene la empresa pública, sólo 82 funcionan exclusivamente con electricidad.

Cabe recordar que los autobuses eléctricos de la EMT no son ni mucho menos nuevos en Madrid, pues las primeras 15 unidades con esta tecnología se incorporaron en 2018 en las líneas 1, 26 y 44, con Manuela Carmena al frente del Gobierno de la ciudad.

¿Un refuerzo para las líneas de autobús eléctricos gratuitas?

En cualquier caso, el Consistorio no hace referencia a si algunos de estos vehículos irán destinados a reforzar las mencionadas ‘Líneas cero’. Cabe recordar que, a pesar de su gratuidad y de que cubrirán el corazón de la ciudad en los ejes Norte-Sur y Este-Oeste, el número total de autobuses será tan solo de 18, de los cuales 10 son miniautobuses.

Por una parte, la línea cero este-oeste desarrollará gran parte de su itinerario sobre el eje Gran Vía. Su recorrido se prolongará al este por la calle Alcalá y al oeste por la calle Princesa, atajando un espacio de Madrid Central con gran densidad de Tráfico, para fijar sus terminales en Atocha y Moncloa, dos enclaves de carácter intermodal muy relevantes de la capital.

Esta será la ruta que contará con diez autobuses eléctricos convencionales -12 metros-, que trasladarán a los pasajeros desde las 7:00 horas en cada una de las cabeceras, hasta las 23:30 horas en Moncloa y las 23:00 horas en el caso de Atocha. La frecuencia del servicio será de entre siete y ocho minutos en días laborables y diez minutos en sábados y festivos.

Por su parte, la línea cero norte-sur discurrirá sobre «diversas calles discontinuas al no existir un eje único que permita dicho recorrido», explica el Consistorio. Si bien, las cabeceras de la línea se situarán también en nudos relevantes de la red de la EMT y Metro, y llegarán a Argüelles por el norte y a Puerta de Toledo por el sur.

En este caso, el servicio se prestará únicamente con ocho minibuses eléctricos que funcionarán desde las 8:00 horas hasta las 21:00 h en Argüelles y hasta las 20:45 h en Puerta de Toledo, con una frecuencia máxima aproximada de diez minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido