Barcelona tendrá una línea con todos los buses eléctricos

Barcelona tendrá una línea con todos los buses eléctricos

Los 22 vehículos de la línea H16, entre la Zona Franca y el Fòrum, serán 100% eléctricos en el 2021 tras una inversión de 12 millones

Los autobuses eléctricos llevan varios años incorporándose a la flota de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) como una especie de goteo. Ahora la compañía ha decidido concentrar todos los esfuerzos en una línea concreta para dar un impulso más contundente a la apuesta por el vehículo eléctrico de grandes dimensiones.

La escogida ha sido la línea H16, que transporta cada día 21.500 personas entre el paseo de la Zona Franca y el Campus Besòs Diagonal de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), en el Fòrum, pasando por Sant Antoni, plaza Catalunya, Arc de Triomf y el frente marítimo. Su trazado de 28 kilómetros completamente llanos, sin desniveles, la ha convertido en la opción perfecta para convertirse en la primera línea de bus 100% eléctrica de Barcelona.

Actualmente hay siete vehículos de cero emisiones prestando servicio en la línea, lo que supone un 32% de la flota. En el marco del Smart City Expo World Congress, TMB anunció ayer la licitación de 24 autobuses eléctricos articulados por valor de 12 millones de euros. A medida que vayan llegando el año que viene se irán incorporando al servicio, con el objetivo de tener 18 ya circulando por la H16 a finales de año y llegar a tener los 22 que suponen el 100% de la flota de la línea en el 2021. La concejal de Movilidad y presidenta de TMB, Rosa Alarcón, puso de relieve que “a la vez que pedimos un cambio de hábitos a los ciudadanos con la zona de bajas emisiones, se demuestra un compromiso con la mejora de la red del transporte público”.

Autobuses eléctricos

La recarga se realiza con unos pantógrafos instalados al final del recorrido, en el Fòrum y en la Zona Franca

Los autobuses eléctricos se cargarán en cocheras pero el verdadero aprovechamiento de los nuevos vehículos será gracias a unos pantógrafos instalados en los dos extremos de la línea. Esta infraestructura consiste en una especie de brazo mecánico que se despliega y acopla al techo del autobús y permite hacer una carga ultrarrápida del 80% de la batería en menos de ocho minutos, un tiempo más que suficiente para el autobús cuando llega al final de su recorrido. De esta manera, los vehículos no deben ir equipados con baterías voluminosas y pesadas. Lo cierto es que hasta llegar a aquí, la tecnología lleva varios años mejorándose, desde un primer proyecto europeo en el 2013 en el que participaban el Ayuntamiento, TMB y Endesa. En el 2016 se instaló el primer pantógrafo de prueba y a día de hoy ya hay uno en cada extremo plenamente operativo. A principios del año que viene ya serán dos a lado y lado para garantizar el óptimo funcionamiento del carrusel de la línea debido al incremento de flota eléctrica. Su instalación se ha adjudicado a Endesa por un importe global de 900.000 euros. El director de innovación de la compañía, Juan Garrigosa, apunta que “la tecnología es inteligente y optimiza al máximo la carga, adaptada en función de la hora”.

La compra de 24 nuevas unidades permitirá dar pasos hacia la electrificación de más líneas en los próximos años. Una vez esté completado el proceso de la H16, será el turno de la H12, que es la más horizontal de las líneas horizontales, cruzando la Gran Via de punta a punta, de la Verneda al Gornal, en l’Hospitalet. Como en el caso anterior, su recorrido totalmente plano la hace idónea para este tipo de vehículos eléctricos articulados. La apuesta más atrevida en la que se quiere actuar es la V3, que va desde la Zona Franca hasta Can Carelleu, por encima de la ronda de Dalt en Pedralbes, con las correspondientes pendientes y la necesidad de más potencia.

A largo plazo, el consejero delegado de TMB, Gerardo Lertxundi, considera que “el objetivo es tener una flota 100% sostenible en el 2030, sin ningún vehículo diésel a diez años vista”. Para entonces se espera que, además de los eléctricos, los autobuses híbridos y de gas natural comprimido hayan sustituido a los que utilizan combustibles fósiles. De hecho, a día de hoy ya hay un número importante de híbridos (337) y de gas natural (388), que juntos ya son más que los diésel (434). Si se cumplen los planes de inversión anunciados por TMB, en cuestión de dos años ya deberían ser mayoría los sostenibles, con un crecimiento destacado de los eléctricos. Lertxundi destacó un elemento complementario más allá de la contaminación: el ruido, que se reduce considerablemente con las nuevas unidades. A su vez, la energía eléctrica permite mejorar la experiencia del cliente a bordo del autobús, con una conducción que es más progresiva y suave.

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido